Microsoft cierra la compra de Nokia: números, historia y nombres de un acuerdo necesario

 

Nokia-ya-es-de-Microsoft

Esta semana se cierra definitivamente la que fue una de las noticias del año pasado: la adquisición de la división de dispositivos y servicios de Nokia por Microsoft. Más de siete meses de un largo proceso que ha requerido la aprobación de los accionistas de las compañías y el visto bueno de las autoridades reguladores de los diferentes territorios, culminan ahora con el cierre de una operación por la que la parte más conocida de Nokia Oyj pasa a integrar Microsoft Mobile Oy.

La noticia inaugura una nueva etapa en el universo Windows como hacía tiempo que no se veía.Microsoft ha adquirido a un icono de la telefonía móvil y al fabricante responsable del 93,5% de los smartphones con Windows Phone en el mercado. La importancia del acuerdo, sus cifras, cómo llegó a fraguarse, nombres y consecuencias bien merecen un repaso final antes de que de comienzo la siguiente batalla de esta guerra tecnológica.

Los números y el resumen de la adquisición

El trato se puede resumir con una escueta frase: Microsoft ha comprado el negocio de telefonía móvil de Nokia; pero los detalles de la operación y sus implicaciones van mucho más allá. Empezando por los números y condiciones de la compra, que se pueden recopilar en los siguientes puntos:

  • Por 3.790 millones de euros Microsoft adquiere la división de Dispositivos y Servicios de Nokia, incluyendo 8.500 patentes.
  • Por 1.650 millones de euros más consigue licenciar el resto de patentes que conservará Nokia y el servicio de mapas HERE para utilizarlo en todos sus productos.
  • Microsoft se hace además con las marcas Lumia y Asha y licencia para utilizar la marca Nokia en “feature phones” durante los próximos 10 años.
  • Nokia mantiene el servicio de mapas, la división de Siemens Networks y el grueso de su valioso portafolio de patentes.
  • 25 mil empleados de Nokia pasarán a engrosar las filas de Microsoft. Buena parte de ellos están directamente relacionados con el diseño y fabricación de teléfonos móviles.

El desembolso total de Microsoft asciende así a 5.440 millones de euros. Una cifra que suena a poco por lo que supone la compra del otrora dominador absoluto de la telefonía móvil. La compañía de Redmond se ha hecho con un histórico de la industria de la telefonía móvil y un fabricante de reputado prestigio y calidad a un precio considerablemente bajo. Más aún si tenemos en cuenta compras recientes de otras compañías en el sector tecnológico.

La situación dejaba terreno abonado para que volvieran a surgir teorías sobre la estrategia de Microsoft con Nokia y el papel de Stephen Elop. El directivo canadiense había cambiado las oficinas de Redmond por su despacho en Espoo y muchos quisieron ver en él a un caballo de troya decidido a dinamitar el crecimiento de Nokia y posibilitar una adquisición barata por parte de Microsoft. Habrá quien crea que el tiempo les ha dado la razón, convirtiendo el acuerdo en la jugada maestra de un Steve Ballmer en la recta final de su mandato, pero lo cierto es que la historia del acuerdo parece mucho más mundana y alejada de maniobras maquiavélicas de algunos directivos.

La historia tras el acuerdo

A pesar de lo atractivo de los argumentos conspiranoicos en torno al papel de Stephen Elop como CEO de Nokia no parece haber evidencia suficiente para probar una teoría de ese calado. Elop era el CEO de Nokia desde septiembre de 2010 porque así lo permitía su junta de directivos con Risto Siilasmaa a la cabeza. El mismo Siilasmaa cuyas conversaciones con Ballmer derivaron en la operación de venta que hoy culmina. Operación que además recibió la aprobación de los accionistasen una reunión extraordinaria celebrada el 19 de noviembre de 2013.

thompson-nadella-gates-ballmer

Microsoft y Nokia llevaban tiempo colaborando. Ambas compañías firmaron en febrero de 2011 un acuerdo por el que la empresa finlandesa se comprometía a utilizar Windows Phone en sus próximos smartphones y abandonaba sus pretensiones de crear un sistema operativo propio para sus móviles. Microsoft a cambio favorecería la transición con inversiones periódicas y todo tipo de facilidades y privilegios de acceso al desarrollo del sistema.

Así se mantuvo el acuerdo hasta que dos años después, en el Mobile World Congress de Barcelona de febrero de 2013, Risto Siilasmaa y Steve Ballmer comenzaron a reunirse bajo la premisa de encontrar mejores formas de colaboración. Los dos directivos barajaron muchos escenarios de futuro pero terminaron llegando a la conclusión de que solo una combinación podría tener sentido para ambas compañías: la venta de la división de dispositivos de Nokia a Microsoft.

Steve Ballmer: “Revisamos muchas muchas posibilidades juntos y finalmente escogimos esta en la que nosotros compramos todo el negocio de teléfonos de Nokia, nos convertimos en socios y clientes de HERE y licenciamos patentes de Nokia.”

Así llego verano de 2013, momento en el que otro cambio fundamental se estaba fraguando en las oficinas de Redmond. Presionado por la junta directiva y accionistas, Ballmer anunció a finales de agosto su intención de abandonar el puesto de CEO de Microsoft y concedió 12 meses de plazo a la junta para encontrar un sustituto. La retirada de Ballmer atrajo así la atención de prensa y público días antes de que Microsoft anunciase la compra de Nokia y la cercanía entre ambas fechas serviría para alimentar otros rumores sobre los motivos de la operación.

Las relaciones de Ballmer con la junta directiva llegaron a su punto más bajo cuando el directivo elevó su tono en una reunión celebrada en junio en la sede de Microsoft en Redmond. Ballmer estaba proponiendo la compra de Nokia y defendía la necesidad de hacer las cosas a su manera para poder seguir ejerciendo como CEO. Varios miembros de la junta, incluido Bill Gates, se oponían a una operación que convertiría a Microsoft en fabricante de móviles y supondría un paso más para transformarla en una compañía encargada también del hardware.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s