Benchmarks móviles con truco: el Samsung Galaxy S4 optimiza su GPU en ciertos casos

Los redactores de AnandTech descubrieron ayer un curioso comportamiento de varios modelos del Samsung Galaxy S4 que se comportaban mejor en pruebas de benchmarking móviles de lo esperado debido a que la GPU funcionaba forzada en ciertos escenarios.
La frecuencia de trabajo normal de esa GPU es de 480 MHz, pero durante la ejecución de pruebas como GLBenchmark, AnTuTu o Quadrant esa GPU sube esa frecuencia a 533 MHz, lo que permite obtener un 11% más de rendimiento que lógicamente maquilla los resultados a favor de este terminal. 

Con las manos en la masa

Los responsables del descubrimiento certificaron que ese extraño comportamiento estaba justificado por una aplicación que controlaba el llamado Dynamic Voltage Frequency Scaling (DVFS) con el que se gestiona el voltaje y frecuencia con el que funcionan la CPU y la GPU.
Analizando el APK en un editor de texto hexadecimal comprobaron que existían excepciones concretas para que la GPU funcionara a mayor frecuencia si se detectaba que se estaban ejecutando aplicaciones de benchmarking como AnTuTu, Quadrant, Linpak o GLBenchmark. En otras como GFXBench o Epic Citadel, curiosamente, ese aumento de frecuencia no se producía.
Samsung ha respondido a ese descubrimiento alegando que no han hecho nada mal. Sus responsables explican que “bajo condiciones normales, el Galaxy S4 opera a 533 MHz para el mejor rendimiento”, y ese comportamiento se produce en aplicaciones a pantalla completa como la cámara, el navegador, el reproductor de vídeo o las herramientas de benchmarking. Puede que eso tenga sentido, pero Samsung nunca aclaró el tema, y tampoco ha hecho declaraciones sobre esasexcepciones encontradas en el APK que gestiona el DVFS.

Del mundo de la GPU tradicional al de la GPUmóvil

Como explicaban los propios responsables del descubrimiento, en realidad ese comportamiento optimizado para herramientas de benchmarking no es algo nuevo. En el mundo de los PCs de sobremesa y portátiles llevamos años viendo como Intel, NVIDIA y AMD han tratado de mejorar sus resultados en benchmarks con este tipo de prácticas.
Por supuesto, eso hace que de nuevo tengamos que contemplar los datos que ofrecen esas herramientas de evaluación de rendimiento con mucha perspectiva: los fabricantes saben lo mucho que visten esos números, y tratar de lograr un 10%-15% de mejora a través de ciertas optimizaciones puede suponer un buen número de críticas positivas tanto en medios como entre los usuarios.
Por supuesto, el problema es que en realidad esos esfuerzos por mejorar el rendimiento en ciertos benchmarks debería ser utilizado en algo muy distinto: en mejorar la experiencia de usuario, lo que realmente resultará en un beneficio sensible por parte de los compradores de estos usuarios.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s